Proteger las viviendas del calor

Proteger las viviendas del calor

22 octubre, 2020 NOTAS 0
aislacion termica

Los expertos recomiendan verificar techos y muros para reducir la emisión y preservar la propiedad del clima. Se estima un presupuesto de entre $1.300 y $2.500 por metro cuadrado

Con los primeros pasos de la primavera, comienzan a crecer las intenciones de los propietarios de casas de acondicionar la vivienda para protegerla del calor exterior e interior, con técnicas y materiales modernos que contribuyen a mantenerla fresca. “Lo primero, es trazar y construir una buena opción envolvente. Dependiendo de la localización de la vivienda, es recomendable un buen proyecto bioclimático. Esto es válido para todas las construcciones tradicionales portantes de baja solicitación (mampostería, steel frame y entramado de madera). Es independiente de cualquier sistema, sea tradicional o en seco”, dijo Ariel Sueiro, consultor y miembro de la Comisión de Capacitación de la Cámara Argentina de la Construcción.

Fuentes de la industria sostienen que en un sistema en seco sólo hay que mejorar el aislamiento en espesor y/o densidad, sin necesidad de cambiar el detalle constructivo. Mientras que, en mampostería, las alternativas pueden lograrse con los nuevos ladrillos termoeficientes a los que hay que sumarle un revoque especial en buen espesor o hacer un muro doble con cámara de aire.

Respecto de las ventanas y puertas exteriores, destacan prestar atención a los posibles orificios; y si son de madera, barnizarlas, en tanto las de aluminio u otro material metálico, verificar que en sus marcos no hayan falsas escuadras o diferencias que no permitan un buen cierre. Para corregir esos defectos se utilizan bandas de caucho o de plástico, y en casos menores burletes. Los precios varían entre $280 y $600, según el espesor).

“Si, la propiedad, fuera toda de hormigón vista por fuera y por dentro, hay que buscar sistemas constructivos con ruptores térmicos internos del tipo EPS (Unidades Modulares de Poliestireno Expandido) para evitar su mala transmitancia. Aconsejo utilizar el aislamiento térmico con placas prefabricadas que luego serán revestidas, atendiendo a la necesidad de renovación de las fachadas en base a criterios energéticos. El techo o terraza requieren de un muy buen espesor de aislación. Las normas IRAM piden casi el doble de aislamiento que en los muros”, detalló Sueiro.


Aconsejo utilizar el aislamiento térmico con placas prefabricadas que luego serán revestidas, atendiendo a la necesidad de renovación de las fachadas en base a criterios energéticos (Ariel Sueiro)

El valor de una aislación, según datos del mercado y los materiales que se utilicen, fluctúa entre $1.300 y $2.500 por m2. Para una instalación sobre un área estándar de 60 a 70 m2, tanto en techo, terraza, muro, pared o tabiques, se requiere una cuadrilla mínima de 2 aisladores especializados y un ayudante. El montaje demanda entre 1 y 10 días de trabajo.

El montaje de materiales aislantes demanda entre 1 y 10 días de trabajo
El montaje de materiales aislantes demanda entre 1 y 10 días de trabajo

Julián Torres, director comercial de Termipol Housing, precisó a Infobae: “la aislación aplica en la construcción húmeda y en seco. Genera enormes ahorros energéticos, económicos y de emisiones, como un sustancial aumento del grado de confort térmico y acústico de usuarios y de su seguridad en caso de incendio. Está asociada con lo sustentable”.

“Los resultados de un buen aislamiento se notan desde el primer día. Es el porcentaje de menor costo en una obra nueva o de una reciclada. Según los últimos valores promedio de construcción, la incidencia de esta solución no supera 1,5% del total por m2. Los materiales representan poco más de la mitad y el resto lo completa el gasto de instalación. Aporta la mejora del aire que respiran los usuarios de la casa, elimina riesgos de posibles patologías, reduce el monto de las facturas de servicios de luz y gas, y por menor emisión de CO2 se favorece al planeta”, añadió.

Los resultados de un buen aislamiento se notan desde el primer día. Es el porcentaje de menor costo en una obra nueva o de una reciclada. Según los últimos valores promedio de construcción, la incidencia de esta solución no supera 1,5% del total por m2 (Julián Torres)


Comienzan a crecer las intenciones de los propietarios de casas de acondicionar la vivienda para protegerla del calor exterior e interior
Comienzan a crecer las intenciones de los propietarios de casas de acondicionar la vivienda para protegerla del calor exterior e interior.

Se calcula que por cada grado que aumenta la temperatura de la calefacción o por cada grado de temperatura menos que se programa en el aire acondicionado en una casa, el consumo de energía crece alrededor de 7% a 8 por ciento.

Tipos de aplicaciones

Para las aislaciones se suele utilizar productos y materiales de lana de vidrio (individualmente se comercializan entre $4.500 y $7.000 por rollos de 50 mm de espesor), porque permiten el máximo ahorro económico. “Considerando el suministro e instalación de una aislación en 80 mm con barra de vapor, el precio promedio por m2 ronda 1.350 pesos”, comentó Torres.

Martín Carísimo, gerente regional de Familia Bercomat, empresa comercializadora de materiales, contó a Infobae: “en la construcción en seco una pared tiene una placa que da al exterior y otra hacia el interior, allí se aplica una membrana de lana de vidrio, que varía de grosor según el ancho del perfil, entre 5 y 10 mm. En el techo puede ser aplicado bajo el cielo raso y entre la chapa y el entablonado en la cual, la misma capa de membrana aísla de la temperatura exterior-interior. Hay otros métodos como el polietileno expandido o el poliuretano, o las barreras de vapor y de humedad que van del lado exterior para que la humedad, lluvia y demás, no afecte el interior”.

"En el techo puede ser aplicado bajo el cielo raso y entre la chapa y el entablonado en la cual, la misma capa de membrana aísla de la temperatura exterior-interior", dijo a Infobae Martín Carísimo
«En el techo puede ser aplicado bajo el cielo raso y entre la chapa y el entablonado en la cual, la misma capa de membrana aísla de la temperatura exterior-interior» (Martín Carísimo)

Las placas cementicias otorgan buena vista y no requieren mantenimiento. En el interior, se emplean las placas de cartón, que pueden pintarse. Se pueden adquirir a partir de $1.800 promedio, de 240 cm de alto x 120 cm de ancho, mientras que las placas de yeso interior, cotizan por arriba de $650 por unidad, de 1,20 m de ancho y 2,40 o 2,60 m de largo (también hay otras medidas). Las antihumedad y las ignífugas tienen un precio 20% más alto.

Otra alternativa, es el steel frame, que ofrece aislación térmica mediante el uso de materiales en la cavidad interior de los paneles, el valor por m2 de obra culminada varía entre 500 y 1.000 dólares.

Para la impermeabilización de techos se utilizan membranas de PVC soldadas por termofusión, y sistemas de cubiertas verdes naturales. Se estructura una aislación hidrófuga anti raíz, con capas drenantes y de reserva de agua, con la utilización del sustrato alivianado, plantas o césped. En este caso, “los valores comienzan desde $7.000 a $10.000 por m2, con terminación césped de grama bahiana”, dijo Gerardo Grunauer, socio gerente de Tecno Libertador.

Fuente: Infobae (octubre 2020)

 

Abrir chat